jueves, 14 de septiembre de 2017

Habitar en el futuro


Caixaforum Girona, Miércoles 4 de octubre de 2017
Caixaforum Palma, lunes 23 de octubre de 2017
Cauxaforum Tarragona, miércoles 8 de noviembre de 2017 




El movimiento moderno imaginó que, a través del diseño del espacio público y privado, se hubiera podido transformar radicalmente la vida de las personas. La casa se acabó convirtiendo en un elemento fundamental para en el futuro construir una humanidad más sana, más productiva y más moral. Observaremos cómo el espacio doméstico es representado en obras de autores como Verne, Wells y Orwell, analizaremos las propuestas de arquitectos como Le Corbusier y Mies van der Rohe, y recordaremos las casas de algunas películas de ciencia ficción para entender cuánto de estas fantasías cinematográficas, literarias y proyectuales perdura en nuestro presente.
Daniele Porretta es arquitecto licenciado en la Universidad de Roma La Sapienza y doctor en Teoría e Historia de la Arquitectura por la ETSAB-UPC, con una tesis dirigida por Juan José Lahuerta sobre la evolución de la imagen de la ciudad del futuro durante la primera mitad del siglo XX, desde las utopías tecnológicas hasta las distopías del control social.

Organizado en colaboración con el Institut d'Humanitats de Barcelona.

Ciclo Habitar, residir, vivir

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Futuros posibles. Utopías y distopías para el siglo XXI

Institut d'Humanitats. Curso 17/18

Futuros posibles

Utopías y distopías para el siglo XXI

2, 9, 16, 23 y 30 octubre 2017


Con la degeneración autoritaria de los grandes proyectos transformadores del siglo XX, pareció que la utopía hubiera llegado a su fin. Diferentes autores declararon su muerte, ya sea por su incapacidad para transformar radicalmente la realidad, o por su peligrosa tendencia hacia el control total de la vida de las personas. Sin embargo, la humanidad siguió buscando salidas a la catástrofe ecológica, el apocalipsis nuclear o el colapso por superpoblación. La arquitectura experimental imaginó nuevos hábitats para una población en aumento en un planeta cada vez más pequeño, las fantasías literarias y cinematográficas exploraron otros futuros posibles, y nuevas corrientes utópicas, libertarias, feministas y ecologistas sacudieron y actualizaron un género que parecía irremediablemente superado. Este curso propone analizar críticamente los imaginarios utópicos y distópicos de la literatura, el cine y la arquitectura a partir de la segunda mitad del siglo XX.

02.10.17Sueños utópicos, pesadillas totalitarias. Pere Gallardo Torrano
A partir de los años  50, al pesimismo provocado por la realidad política y a la desazón frente al desarrollo tecnológico se añadieron las tensiones latentes en colectivos marginados a la espera del reconocimiento de sus derechos civiles. En este contexto, se imaginó un futuro nuevo basado en premisas diferentes pero sobre todo alternativas sociales ávidas de promover el cambio entre los ciudadanos. Esta sesión consistirá en un recorrido por diversos ejemplos de la narrativa y el cine utópico desde los años cincuenta del siglo pasado hasta la actualidad.

09.10.17Cuerpos desinfectados y ecologías tóxicas. Laura Benitez
Nuestra vida cotidiana está supeditada a la construcción de un cuerpo puro, un cuerpo "desinfectado" que forma parte de nuestro ideario social y articula también políticas de (bio)control. Esta sesión hará un recorrido por algunos relatos contemporáneos que abordan la relación de la condición humana con las tecnologías y el “entorno”. Abordará cuestiones relativas al control (bio)tecnológico a partir de La última y primera humanidad de Olaf Stapledon, propuestas críticas de narrativas del cyberpunk como El rebaño ciego de John Brunner y Snow Crash de Neal Stephenson, y proyectos de biohacking y diseño especulativo.

16.10.17Las utopías feministas en la ficción y el feminismo como utopía. Sara Martín Alegre
Aunque no toda la ficción utópica es ciencia ficción, es este el género con que las escritoras han explorado con mayor intensidad la idea de un mundo sin patriarcado. Partiendo de La mano izquierda de la oscuridad (1969) de Ursula K. Leguin, esta sesión analiza los caminos tomados por la utopía feminista desde el separatismo radical de los años 70 a la crítica de esta propuesta en los 90, pasando por las contribuciones masculinas a la defensa de la utopía post-feminista.

23.10.17Género zombi y thanatopolítica neoliberal. Andreu Domingo
Las distopías que ven en la evolución de la población la principal amenaza para el futuro, las "demodistopías" que nacieron en el siglo XX con el miedo a la explosión demográfica, han mutado en el siglo XXI y en el discurso neoliberal a la categorización de la población como resiliente y redundante. Su máxima expresión es el género zombi, el análisis del cual permite al mismo tiempo hacer una disección de los efectos de la gestión neoliberal sobre la subjetivación y la categorización de la población, y captar los elementos constituyentes de lo que el sociólogo Ulrich Beck calificó como "catastrofismo emancipador".

30.10.17La distopía atómica, Ramon Faura
En muchos aspectos, la bomba atómica supone la culminación de un proyecto moderno fundamentado en la pulsión destructiva. Hoy sabemos que no había "causas reales" para lanzar Little Boy sobre Hiroshima. Quizá justificar un presupuesto de 2.600 millones de dólares, ensayar a escala real el potencial de la nueva tecnología y, sobre todo, extraer conclusiones para la ciudad americana del futuro, una ciudad que se imagina a sí misma bajo el asedio soviético. Más allá de la retórica de lo global y lo descentralizado, la bomba atómica inaugura un urbanismo basado en la ansiedad, el miedo y el control.

Info: Institut d'Humanitats http://www.cccb.org/es/actividades/ficha/futuros-posibles/227133

martes, 4 de julio de 2017

Ciclo de cine PANTALLA PAVELLÓ (verano 2017)


Margenes, límites y fronteras.
Relaciones entre el espacio construido y las estructuras sociales

Cuenta Vitruvio en Los 10 libros de la Arquitectura que cuando el hombre consiguió dominar el fuego y vio que aquello era bueno hizo gestos a otros hombres para que se unieran a él. Una vez reunidos, entorno del calor y de la luz de la llama, empezaron a desarrollar el lenguaje para nombrar aquellas cosas que tenían frente a ellos. Fue entonces cuando necesitaron asegurar la permanencia de ese encuentro y empezaron a construir a su alrededor, para que ese lugar y ese fuego quedara al resguardo del tiempo y de las inclemencias. Así nació la arquitectura, con la voluntad de hacer perennes las comunidades. Pero además de cuidar y proteger lo que había dentro, las personas y su lenguaje, sus leyes y sus normas, el espacio construido establecía también un límite y una frontera con lo que había fuera: lo salvaje, lo desconocido, lo oscuro … los otros. La arquitectura y la ciudad, más allá de su aspecto técnico, es una solidificación de las estructuras sociales y las comunidades a las que alberga. La ley y la palabra articulan la comunidad y la arquitectura y sus muros la mantienen en el espacio y el tiempo, haciendo posible la existencia de ese encuentro.

En esta edición del ciclo Pantalla Pavelló hemos seleccionado una serie de películas en las que la relación entre el espacio construido, sus límites y sus fronteras, y los habitantes que residen se acentúa y revela en su máxima expresión.
La arquitectura, y con ella las ciudades, no es simplemente el fondo y el escenario inocuo donde sucede la vida, sino que determina e influye en cómo vivimos de la misma manera que lo hacen nuestras normas de convivencia y las leyes que regulan las sociedades.
Con esta idea como base la Fundación Mies van der Rohe quiere invitar a la reflexión sobre el espacio construido que nos rodea, las ciudades que queremos y, por lo tanto, la sociedad que deseamos.
Cada película contará con una breve presentación e introducción a la temática realizada por un invitado, y después de la proyección se creará un espacio de debate

3 Julio “La Zona”

Introducida y presentada por Miquel Fernández – Doctor en Antropología Social y Profesor en el Departamento de Sociología de la UAB

31 Julio “Beasts of the southern wild“
Introducida y presentada por Daniele Porreta – Doctor en Teoría e Historia de la Arquitectura.

4 Septiembre “High Rise”

Introducida y presentada por Ester Jordana – Miembro de la Cátedra de Filosofía Contemporánea de la UB y profesora en BAU.

Info: http://miesbcn.com/es/calendario/ciclo-cine-pantalla-pabellon/

Cinema a la crüilla, estiu 2017


viernes, 30 de junio de 2017

Jaws (Spielber, 1975) CineMar Golondrinas: 30 de junio

JAWS
Steven Spielberg, 1975, E.E.U.U., 124', V.O.S.C.
CineMar en Las Golondrinas
Viernes 30 de Junio 2017, 21.30 hrs.
Moll de les Drassanes s/n


Recuperamos el CineMar, el ciclo de cine al aire libre en las Golondrinas de Barcelona. El día 30 de junio de 2017 iniciamos el ciclo con la proyección especial de la película Tiburón (Jaws, 1975) de Steven Spielberg. Zarparemos a las 21.30 desde la base de las Golondrinas, en el Moll de les Drassanes s/n, bajo el monumento de Colón.
Durante 2 horas navegaremos contemplando la vista nocturna de Barcelona desde el mar mientras disfrutamos de unas de las películas más celebres de la historia del cine de terror sobre la cubierta de la embarcación.
¡Sin duda una experiencia única!

Jaws (Tiburón, 1975)
Dirigida por Steven Spielberg, con Roy Scheider, Robert Shaw, Richard Dreyfuss.

jueves, 1 de junio de 2017

Urbanistica preventiva: le trappole dello spazio pubblico

 

Pubblicato su Masala, giornale di critica sociale di Barcellona, gennaio 2010

Forse qualcuno ricorda una scena del film Manhattan. Woody Allen e Diane Keaton uscivano di notte insieme, facevano una lunga passeggiata per New York, prendevano un caffè in un bar e finivano seduti su una panchina, aspettando l'alba e guardando il ponte di Brooklyn. La stessa immagine veniva anche riprodotta in bianco e nero sul manifesto del film: Allen e Keaton seduti di spalle, guardando l'East River. Manhattan venne girata nel 1979 ed è possibile che nei prossimi anni questa scena finisca per diventare completamente anacronistica. Da molto tempo ormai è stata dichiarata una guerra silenziosa contro le panchine ed è probabile che in futuro non ne rimanga nessuna.

In molte città le panchine sono state eliminate, sostituite da sedie individuali o, nel migliore dei casi, modificate con separazioni e appoggiabraccia. La giustificazione per l'adozione di queste misure risiederebbe nel denominato "uso incivico" che si farebbe di questi elementi del mobiliario urbano. In altre parole si vuole impedire che in determinate zone della città la popolazione in continuo aumento dei senza tetto le utilizzi per dormire. Comportamento non solo "incivico", ma anche immagine poco decorosa di fronte ai numerosi turisti che ogni giorno visitano i nostri bei centri storici.

Recentemente in alcuni punti considerati conflittivi di Ciutat Vella (Barcelona) sono state adottate una serie di misure urbanistiche per evitare le cosiddette "condotte inciviche". Si tratterebbe dell'installazione delle panchine "anti-indigente", con appoggiabraccia per rendere impossibile sdraiarvisi e dormire, e la costruzione di rampe "anti-urina" negli angoli delle strade. Tutte queste misure si aggiungono ai già numerosi elementi di un sempre più vasto repertorio di strumenti "anti-qualcosa o qualcuno" dei quali si sta dotando lo spazio pubblico di Barcellona. Vi sono per esempio le "Pig ears" (orecchie di maiale), uno strumento anti-skaters. Perché questi giovani incivici non girino impuni per le strade della città, sono state installate in molti punti strategici delle grappe a forma di "orecchio di maiale" che funzionano da ostacolo e finiscono per rendergli la vita impossibile.
Però dove realmente si è stati più creativi è stato al momento di adottare misure affinché dormire in determinate zone sia praticamente impossibile: dall'irrigazione delle piazze, passando per l'installazione di sedute scomode alle fermate della metro e dell'autobus, fino ad arrivare a punzoni negli angoli che potrebbero essere utilizzati come rifugio per la notte. Questo repertorio di soluzioni veniva recentemente definito dai giornali come "urbanistica preventiva", una definizione meno conosciuta, però senza dubbio migliore e meno orwelliana che "architettura del controllo", meno reazionaria che "architettura disciplinaria" e meno allarmista che "costruzione dello spazio difendibile". Siamo però sicuri che l'unico obiettivo della guerra contro le panchine sia eliminare, o almeno spostare, gli indigenti dal centro della città?

Ancora una volta il centro commerciale sembra essersi convertito nello schema per la modificazione dello spazio pubblico delle nostre città. I centri commerciali fin dalla loro nascita rappresentarono una "versione filtrata dell'esperienza della città, una simulazione dell'urbanità" (1). Assomigliano a una città, hanno strade, piazze, ma realmente non lo sono. Rappresentano solo una simulazione di un ambiente urbano, qualcosa che è molto caratteristico di un'epoca, la nostra, che sembra preferire sempre più la simulazione alla realtà.

Una strada di questi centri è differente da una strada reale fondamentalmente per la sua ragion d'essere: esiste solo ed esclusivamente in funzione della vendita delle merci mostrate nelle vetrine. Non può essere un luogo per passeggiare, poiché è stata costruita per indurre al consumo. Per questa ragione nei centri commerciali le poche panchine sono state installate strategicamente di fronte ai negozi. I nostri centri storici seguono lo stesso esempio, si blindano non solo per rifiutare gli indesiderati, come i giovani e i senzatetto, ma si modificano anche per indurre al consumo. Ed è chiaro che nelle strade e nelle piazze del futuro sedersi non sarà gratis.


[1] Trevor Boddy, “Subterránea y elevada: la construcción de la ciudad análoga”, en Variaciones sobre un parque temático. La nueva ciudad americana y el fin del espacio publico, ed. Gustavo Gili, Barcelona, 2004,p. 146.

viernes, 19 de mayo de 2017

Roger and Me: 19 de mayo, Poblenou

Roger & Me (Roger i Jo)
Michael Moore, 1989, 91' V.O.S.C.



A la fi dels anys 80, la General Motors va anar tancant progressivament les seves plantes de producció a la ciutat de Flint, a l'estat de Michigan. Com a conseqüència del tancament, al voltant de 30.000 treballadors van perdre els seus treballs. A Roger & Me, Michael Moore explica dues històries: d'una banda els seus intents d'entrevistar Roger Smith, president de l'empresa, per un altre, els efectes de la desindustrialització sobre la ciutat i els seus habitants. A través d'una sèrie d'històries personals i col·lectives, el documental mostra els problemes de l'atur i dels desnonaments i relata els intents de reinvenció econòmica i social d'una ciutat la prosperitat de la qual semblava estar eternament lligada a la indústria del cotxe.
Quins paral·lelismes es poden establir amb la nostra ciutat, Barcelona?